Warning: A non-numeric value encountered in /home/hc000350/public_html/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5467
¿Por qué jugamos Rol?

¿Por qué jugamos Rol?

Como jugador de rol, me resulta sumamente satisfactorio enseñar a otras personas a jugar e introducirlas en este mundo de dados y hojas. Entre mis grupos de amigos, solemos decir, cuando entra un jugador nuevo, que acabamos de «cosechar otra alma». Y es que una vez que alguien comienza a jugar, una vez que se mete de lleno en el juego, quiere seguir jugando.

Los juegos de Rol (JdR) tienen una gran particularidad: Los amás, o no te gustan. Difícilmente se ve a alguien en un punto medio. Es que los juegos de Rol se convierten en parte fundamental de nuestras vidas, independientemente de en que momento de ellas comencemos a jugar.

Son fuente de inspiración para nuestras mentes, son un momento de compañía entre amigos, una distensión de las calamidades del mundo real… para cada uno, es algo distinto, pero fundamental, es nuestras vidas. Y no lo digo yo solamente.

Le planteé a unos cuantos amigos y conocidos, gente del ámbito del rol, una pregunta muy sencilla: ¿Por qué juegan Rol?. Recojo ahora algunas de las respuestas que me resultaron más interesantes.

«Es divertido, el desafío es resolver problemas como grupo, armonizando nuestros personajes y al mismo tiempo nuestras distintas personalidades hacia un fin común. La forma en cada uno juega me ha dejado conocer mucho de los jugadores». 

«Lo que más me atrae del rol, es la posibilidad de desarrollar personajes e historias dentro de un grupo, que deben interactuar entre sí. Es como crear un cuento o una novela entre varias personas».

«Particularmente porque soy poco imaginativa y este juego me ha ayudado bastante. Y siento que no sólo me sirve a nivel juego sino también a nivel capacidad de resolución de diferentes situaciones, con mis límites y capacidades».

Destaco estos tres testimonios, porque precisamente hablan acerca de los principales beneficios que tienen los juegos de Rol: Resolución de Problemas, Creatividad, Trabajo en Equipo, Interpretación e Improvisación. No son los únicos, pero creo que son algunos de los más importantes.

Mientras la gran mayoría de los juegos plantea la competitividad, vencer al otro como medio de alcanzar la victoria, en los JdR el trabajo en equipo y la cooperación son fundamentales para salir adelante. Las diferentes situaciones a los que los jugadores se enfrentan, requieren de una gran multiplicidad de talentos, talentos que muy difícilmente pueda reunir una misma persona.

Estos desafíos son, en muchas ocasiones, misteriosos y poco convencionales. Son desafíos de otro mundo, no del que caminamos todos los días. Y por eso mismo, requieren de soluciones distintas. El pensamiento lateral, la creatividad, la improvisación, la habilidad de ver  y pensar mas allá de lo obvio, se convierten en un requisito fundamental para sobrevivir en los entornos que plantean los juegos de rol, y habilidades que los jugadores desarrollan con el paso del tiempo.

Y todo esto se hace, por último, mientras interpretamos a un personaje. Un personaje con actitudes, pensamientos, sueños y deseos, como cualquier persona en la vida real. Un personaje que hablará, actuará y verá las cosas de una cierta manera, que puede o no coincidir con la persona que lo está interpretando.

En estos conceptos se puede ahondar en profundidad, lo cual veremos en diversas entradas. Temas tan complejos como la creatividad y la improvisación bien requieren artículos propios. Para concluir este, y aportar algo de datos un poco más «duros», podemos enumerar, entre los beneficios de los juegos de rol, los siguientes:

Proceso de Enseñanza-Aprendizaje: A la hora de aprender, la calidad con que una persona aprende algo se basa en la utilidad práctica que le encuentre a dicho conocimiento. El juego permite acceder al conocimiento de forma significativa.

Cálculo mental: Aprendizaje de lugares y nombres, soltura a la hora de esquematizar.

Promoción de la lectura: Como medio lúdico y recreativo, lo que a la larga favorece a la creación de hábitos de lectura comprensiva e interpretativa.

Riqueza expresiva: Los juegos de rol desarrollan una gran riqueza de vocabulario.

Creatividad: Los juegos de rol estimulan el potencial creativo e imaginativo de la persona, además de hacer trabajar el razonamiento, la lógica, y el pensamiento lateral durante el transcurso de las aventuras al enfrentar nuevos panoramas, retos y confrontaciones e intentar solucionarlos.

Socialización: El Juego de Rol fomenta el apoyo mutuo y la relación en términos de igualdad, puesto que se trata de un juego cooperativo, no competitivo.  Mejora la capacidad de trabajo en grupo y toma de decisiones.

Desarrollo de empatía y tolerancia: Mediante estos juegos se aprende a meterse en la piel de “otro” y empezar a plantearse qué sienten los demás en situaciones que pueden ser ajenas en un principio.

Toma de conciencia y responsabilidad: Los jugadores toman decisiones a lo largo del juego que tienen sus correspondientes consecuencias, tanto positivas como negativas.

Capacidad de improvisación y resolución de problemas: Las situaciones planteadas han de ser resultas en función de las habilidades del personaje.

Estudios demuestran que jugadores habituales de rol tienen incrementos en factores relacionados con la experimentación y el pensamiento libre.
Resultados obtenidos en la investigación sobre el valor de los Juegos de Rol de Fantasía como estrategia para desarrollar la escritura creativa de los niños, demuestra un mayor desarrollo para alumnos de Primaria y Secundaria de las habilidades de escritura, vocabulario y organización de estructuras verbales.